Las encías, el hueso alveolar y el ligamento que rodea al diente tienen la función de sostenerlo en el lugar que ocupa en los maxilares.

La periodontitis o piorrea, es una enfermedad crónica e irreversible que puede cursar con una gingivitis inicial, para luego proseguir con una retracción gingival y pérdida de hueso hasta, en el caso de no ser tratada, dejar sin soporte óseo al diente.

El primer signo de alarma es el sangrado de las encías, provocado por la inflamación que causa el acúmulo de sarro (gingivitis), y que debe hacernos acudir a nuestro Dentista.

Si los daños producidos por el sarro afectan al resto de tejidos que rodean al diente y ya hay una pérdida de hueso (periodontitis o piorrea) serán irreversibles y se verán agravados si el paciente es fumador. Si no es tratada a tiempo puede ocasionar la pérdida de los dientes.

El tratamiento será, en primer lugar, preventivo mediante limpiezas de boca una o dos veces al año en función del paciente o, si ya hay piorrea, mediante curetajes que consistirán en la eliminación indolora del sarro que se encuentre por debajo de las encías y en contacto con el hueso.

También puede estar indicada, si la pérdida de hueso es importante, la realización de cirugías periodontales con la finalidad tanto de eliminar el sarro subgingival (debajo de la encía) como de disminuir la profundidad de la bolsa de encía.

Todos estos tratamientos irán encaminados a alargar la vida útil de nuestros dientes, que siempre nos aportarán mayor calidad de vida que cualquier prótesis por sofisticada que ésta pueda llegar a ser. Tras el tratamiento periodontal te incluiremos dentro de nuestro programa de “MANTENIMIENTO PERIODONTAL” y te avisaremos a los controles pertinentes, al menos cada 6 meses.

¿Se puede curar la periodontitis?

Sí, la periodontitis tiene tratamiento si se detecta en estadíos iniciales o moderados, pudiendo evitarse que los dientes se pierdan. Hay casos en los que el estado es más avanzado, en los que podemos alargar la vida de los dientes. Si el deterioro es excesivo será necesario realizar la extracción de la pieza.

¿Es hereditaria?

Estudios relativamente recientes realizados en diversas universidades sugieren un componente hereditario en esta condición. Hay personas que tienen una mayor predisposición a tener periodontitis que otras. Las visitas cada seis meses a su dentista y el uso de técnicas efectivas de Higiene Oral por lo general evitan que la periodontitis se manifieste.

¿Es contagiosa?

Se ha demostrado una transmisión bacteriana entre parejas, así como de madres a hijos, pero aunque la presencia de bacterias es necesaria para la aparición de la enfermedad, su mera presencia no implica que el paciente desarrolle periodontitis, ya que la periodontitis es una enfermedad multifactorial, donde influyen factores como la genética, el estrés, determinadas enfermedades (inmunológicas, diabetes…) o el consumo de tabaco.

¿Qué importancia tiene el tabaco?

Mucha, el tabaco es probablemente el factor secundario más importante en la aparición y el progreso de la periodontitis. El tabaco produce una disminución de la calidad de las células defensivas, por lo que las bacterias encuentran menos impedimento para progresar. Además hay estudios que han demostrado que los pacientes con una genética positiva para desarrollar periodontitis, que además fuman, multiplican exponencialmente la probabilidad de desarrollar la enfermedad. Por todo esto es muy importante que el paciente que comienza un tratamiento periodontal disminuya el consumo y a ser posible deje de fumar.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

El primer signo de alarma que el paciente puede notar es sangrado en la encía, como consecuencia de la inflamación que produce la placa bacteriana sobre la encía. Los pacientes fumadores no tienen tanto sangrado, debido a la vasoconstricción que produce el tabaco, por lo que no notan este signo de alarma.

La hipersensibilidad se produce como consecuencia de una exposición de la raíz al perderse el hueso y la encía que la cubren.

La movilidad aparece como consecuencia de la falta de sujeción al hueso y los dientes comienzan a moverse.

Mal sabor y mal olor de boca (halitosis) se da como consecuencia de productos liberados por las bacterias. Ambos síntomas mejoran con el tratamiento periodontal.

 

1 Comentario

  1. Para mi es muy inportante saber todos esto porque en este momento estoy con este problema.
    Muchas gracias.

    Saludos

    Elianne Monteiro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here