La halitosis es el mal aliento. Cuando nos referimos a la halitosis en los niños puede tener diferentes causas.

En primer lugar vale la pena aclarar que las personas no se dan cuenta que tienen mal aliento. Una de las causas principales es la mala salud dental, también puede ser provocada por la sequedad de tu boca. Si te encuentras largos periodos sin hablar o tener algo en la boca el aliento se vuelve asqueroso.

 

Al no hablar, la saliva no se mueve, y el flujo no se va moviendo. Además puede ser que respires por la boca y no por la nariz, lo que provoca que la saliva se seque más rápidamente. Otras causas pueden prevenir de una deshidratación generalizada, ingesta de medicamentos, estar llevando a cabo un tratamiento de quimioterapia o enfermedades glandulares.

 

Por otro lado, entre los dientes encontramos miles de microorganismos y bacterias que se van descomponiendo provocando feo olor. Por eso después de comer algo es aconsejable cepillarse los dientes y emplear hilo dental para eliminar restos que pueden quedar entre las piezas dentales.

 

En los niños, el mal aliento puede estar relacionado con el crecimiento y la capa de bacterias que se va creando alrededor de la lengua.

 

Existen diferentes motivos no orales que pueden provocar el mal aliento en los más pequeños. Por ejemplo una marcada insuficiencia hepática, o una mala respiración.

 

Otras causas:

  • Diabetes
  • Mal funcionamiento del estomago. Debemos tener presente que nuestro estomago es un órgano que funciona de manera muy vital. Por esta razón si existe un mal funcionamiento los efectos aparecerán en todas partes.
  • Estreñimiento
  • Diarrea
  • Acne
  • Toma de medicamentos (antipsicoticos, antihistamínicos, antidepresivos, broncodilatadores, antiespasmódicos)
  • Fobias, miedos (son las causas psicológicas más comunes que provocan el mal aliento, por una aceleración en el funcionamiento glandular)

 

Consejos para el tratamiento:

  • Cepillarse de manera correcta los dientes luego de cada comida
  • Utilizar hilo dental
  • Utilizar enjuagues bucales
  • Utilizar un irrigador bucal
  • Ingerir comidas con mucha fibra, que permitirá a estimular la saliva y evitará que tu boca se seque

2 Comentarios

  1. Muchas gracias por el servicio que prestan a traves de esta pagina..muy interesante y en lo personal muy util..saludo cordial desde uruguay¡¡

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here