El cáncer oral puede significar una amenaza para la vida si no es diagnosticado y tratado tempranamente. De hecho, 37 mil personas en Estados Unidos serán diagnosticadas con cáncer oral o faríngeo en el transcurso del año 2011 y es posible que llegue a causar cerca de 8 mil muertes para finales de ese año. Esto significa que un persona está muriendo por hora, 24 horas por día, todo por algo que podría haber sido prevenido o demorado con una detección temprana. Este tipo de cáncer es uno de los más fáciles de detectar y diagnosticar, aún así solo un 15% de la población ha tenido una evaluación para descartar la enfermedad.

Existen dos nuevas formas para estudiar la existencia de un cáncer oral mediante la penetración de un dispositivo que puede ser administrada por profesionales de la salud bucal, que son simples e indoloros. El primero es denominado VELScope, que detecta cambios tempranos en las células de la boca donde aparecen displásicas o no saludables. El espectro de luz azul del VELScope hace que el tejido blando de la boca resalte, apareciendo de un color verde manzana. De existir una anomalía, una displasia o células no sanas, el profesional verá cómo la luz se torna negra.

Si aparece tejido anormal, se programará un segundo estudio revolucionario denominado cepillado Oral CDX. Este examen consta de un tomar muestras de tejido de la cavidad oral. El cepillado Oral CDX puede ayudar a salvar muchas vidas, al igual que el primer estudio antes nombrado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here