Es aconsejable que toda mujer que desee tener un hijo o se entera de que está embarazada deba visitar el odontólogo, para evitar algunas complicaciones en este importante período de gestación.

El odontólogo deberá hacerseun examen exhaustivo de sus encías y sus piezas dentales.

El desequilibrio hormonal en la mujer en este período es muy importante, tanto las encías, como las piezas dentarias son dañadas en su estructuras y aparecen las famosa gingivitis del embarazo (encías rojas, inflamadas, sangrantes, dolorosas) y a nivel de sus piezas dentales pueden presentarse algunas manchas blanquecinas y decoloraciones que nos señalan un posible principio de descalcificación en sus piezas dentales, lo que se remarca con el período de gestación.

Los períodos de riesgo de atención a la mujer embarazada son del primero al  tercer mes y del sexto al noveno mes del embarazo, los profesionales hacen los tratamientos de prevención y aconsejan algunas indicaciones para que el paciente  cuente con buenos hábitos de higiene.

En estos períodos deben evitarse algunos tipos de tratamientos y prescripciones de medicamentos tales como los analgésicos y antiinflamatorios para evitar cualquier complicación, esto se debe a que  son etapas muy sensibles y problemáticas para la atención odontológica en la mujer embarazada.

Los meses que cuentan con menos riesgos para la atención son entre el cuarto y el sexto mes, en el transcurso de los 9 meses de gestación y luego a la misma, la mujer debe tener presente el concepto de prevención, el paciente debe hacerse tratamientos preventivos como la enseñanza de buena técnica de cepillado, topicación blanqueamiento de dientes, limpieza dental con flúor de todas sus piezas dentarias, que pueden ser con enjuagatorios semanales, mensuales, quincenales, etc y en segundo término es aconsejable la ingesta de todo alimento rico en contenido de calcio, verduras como: espinaca, berro, acelga, brócoli; frutos secos: nueces, avellanas, pistacho; legumbres: porotos, soja; dentro de los derivados de animales: leche, quesos, yogures y licuados.

Existen además alimentos para mejorar la calcificación como los lácteos, yogures y quesos concentrados, entre otros tantos.

Evitar los hidratos de carbono y azúcares ya que favorecen las caries si no se produce un correcto cepillado, provocando ácidos que dañan el esmalte generando caries a corto plazo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here